¿Momento clave del ataque a Columbine pasado por alto?

Por: Alan Prendergast / 8 de julio de 2016

■ ■ ■

Diecisiete años después del ataque al instituto Columbine, “detectives” aficionados han publicado un vídeo que pone en duda – otra vez – la versión oficial de los sucesos en relación al tiroteo escolar más infame en la historia de Estados Unidos. El vídeo incluye imágenes breves y granuladas que parecen mostrar a los asesinos colocando las bombas en la cafetería del instituto poco antes de las 11:00 durante la mañana del 20 de abril de 1999 – un acontecimiento que, según la policía, tuvo lugar un cuarto de hora más tarde y no fue grabado por las cámaras.

La discrepancia es significativa por varias razonas. La cronología oficial del ataque, pese a haber sido cuestionada reiteradamente por algunas de las familias de las víctimas y contradicha por pruebas halladas en las llamadas al 911 y en las comunicaciones por radio de la policía, ha sido tomada como la verdad absoluta por numerosos periodistas, escritores y expertos en prevención de la violencia que han buscado obtener las “lecciones” de Columbine. El análisis del vídeo, de ser cierto, evidencia que las suposiciones básicas tras muchos de esas narraciones y estudios son erróneas. También implica que las bombas de propano de los asesinos, escondidas en bolsas de deporte, pasaron desapercibidas colocadas bajo las mesas durante más tiempo del que se creía anteriormente, mientras la cafetería se llenaba de estudiantes que llegaban para almorzar.
.
La figura que podría ser Dylan Klebold, accediendo a la cafetería cargando con una bolsa de deporte. 

El vídeo, publicado en el canal Columbine Video Archives de YouTube, muestra una figura vestida de forma similar a Eric Harris entrando en la cafetería cargado con una mochila y una bolsa de deporte a las 10:58, y dirigiéndose hacia las mesas donde más tarde se encontrarían las bombas (que no llegaron a explotar). El sistema de videovigilancia, que cada pocos segundos va alternando las imágenes captadas por las cuatro cámaras situadas en la estancia, vuelve a grabar al mismo individuo marchándose con las manos vacías un minuto más tarde. Unos segundos después, esa misma cámara (situada en la esquina noroeste de la sala) muestra a otro individuo más alto y que avanza a zancadas, de forma muy parecida a como lo hace Dylan Klebold, cargando con otra bolsa de deporte y adentrándose en la cafetería de Columbine.

La cronología oficial establecida por la Oficina del Sheriff del condado de Jefferson indica que Harris y Klebold colocaron las bolsas en la cafetería a las 11:14. El suceso no fue capturado en video porque, por una desafortunada coincidencia, uno de los conserjes del instituto se encontraba cambiando las cintas del sistema de videovigilancia en ese momento. Aun así, la elección de los tiempos parecía un poco extraña y demasiado próxima, puesto que las bombas estaban programadas para detonar a las 11:17 y ambos tenían que regresar a sus coches para preparar las bombas que también dejarían allí.
.


Mark Techmeyer, portavoz de JCSO, rechazó hacer comentarios sobre el vídeo. “Se trata de una investigación cerrada, y ya no tenemos nada de valor probatorio para evaluar”, dijo.

La investigación de Columbine supuso muchos meses de trabajo policial por parte de representantes de más de una docena de agencias del orden público e incluyó una exhaustiva revisión de las grabaciones de las cámaras de vigilancia de la cafetería. Pero si la investigación, de algún modo, pasó por alto la llegada de los asesinos con sus bombas, podría no ser el único error de la cronología oficial.

Haciendo frente a las demandas y a la crítica generalizada ante la respuesta policial al ataque, los investigadores se encontraron bajo cierta presión de tener que presentar sus hallazgos de forma favorable a la policía. Un análisis de las llamadas al 911 llevado a cabo por Westword demostró que el informe oficial del caso situaba, erróneamente, a los agentes en escena antes de que llegaran realmente. El tiroteo que se produjo entre Harris y los policías en el lado oeste del instituto aparentemente tuvo lugar más de diez minutos después de lo que se indica en el informe. Y, por supuesto, los oficiales trabajaron intensamente durante dos años para ocultar el borrador de una declaración para solicitar una orden de registro a la casa de Eric Harris, que se preparó un año antes de la masacre como respuesta a las quejas de que el chico estaba construyendo bombas de tubo y amenazando a otros estudiantes.

A continuación, se muestra el vídeo análisis completo publicado en el canal Columbine Video Archives.

6 comentarios:

gabriel moy 20 de agosto de 2016, 4:34  

A simple vista se puede ver que son Eric Harris y Dylan Klebold..!!!.Increible que hayan descubierto eso despues de tantos años..!!!

Diana Stephani Cobayan L. 25 de enero de 2017, 23:42  

Quisiera saber por qué las bombas que habían puesto no explotaron, se que fue una salvación para muchos, pero no comprendo por qué no funciono el "plan A". Saludos.

Diana Stephani Cobayan L. 25 de enero de 2017, 23:45  

Quisiera saber por qué las bombas que habían puesto no explotaron, se que fue una salvación para muchos, pero no comprendo por qué no funciono el "plan A". Saludos.

Unknown 12 de marzo de 2017, 7:27  

La verdad si se nota que son eric y dylan

Buscador 12 de marzo de 2017, 7:29  

Hablo español si alguien le interesa este tipo de temas hable conmigo busqueme en google + como rulim503

Leonel Samaniego 13 de marzo de 2017, 3:59  

Rulim503, me interesa, es cierto que destruyeorn las cintas del sótano?

Publicar un comentario


Esta página está dedicada a todos aquellos que resultaron heridos o murieron en el tiroteo que tuvo lugar en el instituto Columbine en Littleton, Colorado, el 20 de abril de 1999. Esta web trata sobre los hechos que tuvieron lugar ese día, da una escueta mirada a la realidad de las acciones de Eric Harris y Dylan Klebold y las consecuencias que éstas tuvieron.

Si has llegado aquí buscando información sobre la masacre del instituto Columbine porque estás investigando o simplemente porque quieres saber lo que pasó, sé bienvenido.